VIAJAR AL DESIERTO CON VUESTROS NIÑOS


Viajar al desierto con vuestros niños es regalarles una experiencia inolvidable que os agradecerán  siempre.

Les gustarán los espacios amplios y la libertad que ofrecen estos lugares, donde se mantiene  el contacto con la naturaleza. Podrán jugar con la fina arena del desierto y   divertirse buscando fósiles; tendrán la oportunidad de un justo intercambio  de experiencias con los niños nativos del desierto. A vosotros padres os gustará el hecho de que los residentes son muy familiares  y cariñosos con los niños, y el poder desconectar de las prisas para compartir el tiempo con ellos. 

 

Desierto y Fósiles

Atlas Sahara y Tradición